foto1
foto1
foto1
foto1
foto1

Revista IES La Granja

Hecha por y para los alumnos

Formulario de acceso

Calendario de eventos

Diciembre 2017
L M X J V S D
27 28 29 30 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

En nuestros días, viajar no es para nada difícil, la mayoría de chicos de 18 años ya han viajado una vez o más en avión, tren, barco... Tenemos la posibilidad de viajar y conocer otras culturas y otros lugares de nuestro mundo, y no como hace unos años, ahora es más que sencillo.

 

erasmus1.jpg

En el instituto hay muchos viajes de fin de curso, o para aprender otras lenguas, el más conocido es el viaje a Barcelona como despedida de 4º de ESO, también hay viajes a Roma, a Francia y a muchos lugares más que el instituto nos proporciona para conocer nuevos lugares. Claro está que también están los viajes en familia, y una vez acabado el instituto algunos querréis ir a la universidad. Allí nos dan la opción de tener una beca Erasmus que conceden a los estudiantes que cumplen los criterios de admisibilidad Erasmus y que han sido seleccionados por su universidad para realizar un periodo de estudios en otro país europeo, en una universidad asociada, o un periodo de prácticas en una empresa, u otra organización.

Ahora, con una pequeña entrevista conoceréis de cerca cómo se vive la experiencia y cuáles son las inquietudes de alguien que inicia la pequeña aventura de aprender fuera de tu país.

Contactamos con Cristina Gutiérrez ex alumna del instituto, estudia Matemáticas en la Universidad de Cantabria y actualmente está en Inglaterra cursando una beca Erasmus :

 

-¿Por qué decidiste pedir una Erasmus?

Principalmente, porque creía necesario irme fuera de España al menos un año. Quería aprender a desenvolverme por mi cuenta y ser más independiente, pero, sobre todo, porque considero necesario (y cada vez más) saber inglés con fluidez. Por eso escogí en particular Inglaterra. 

 

-¿Qué ha supuesto para ti irte fuera?

Aunque siempre me he considerado bastante independiente, no he sido consciente de todo lo que mis padres me han ayudado hasta ahora. He aprendido a administrarme, tanto económicamente como con el tiempo y el día a día. Aparte de descubrir que ni la comida se hace sola ni la ropa se lava sola, he aprendido a valorar más el dinero que gasto, y a prescindir de unas cosas para poder permitirme otras. No quiero que se me malinterprete, esto no es un sufrimiento ni nada por el estilo, al contrario. Estoy disfrutando muchísimo y le recomiendo a cualquiera que tenga la oportunidad que disfrute de una experiencia Erasmus. Con todo lo anterior sólo quería referirme a que, además de mejorar el inglés, conocer gente y conocer otra cultura, también se crece personalmente, se madura, y se aprende a ser un poco más adulto.

-¿Echas de menos algo en España?

¡La tortilla de patata! Y bueno, ahora en serio. Como decía antes, he aprendido a ser más independiente y a administrarme, que está muy bien, pero también puede cansar un poco. Supongo que lo que más echo en falta es el poder desconectar de todo ello cuando estoy demasiado ocupada con trabajos o exámenes. También echo de menos a gente española de vez en cuando pues, aunque los ingleses son muy simpáticos, también son bastante más fríos y eso puede hacer sentir falta de confianza a veces.

 

-¿Cómo es el ambiente estudiantil en Inglaterra?, ¿notas muchas diferencias con respecto Cantabria?

Por lo general es bastante parecido. Cierto es que he notado que tienen menos base académica que los españoles al llegar a la universidad. Pero la mayor diferencia que encuentro es que en Inglaterra no es nada común acudir a clases particulares (al menos en la universidad). Si hay algo que no sabes hacer o no entiendes, vas a preguntar al profesor (como también se puede hacer en España) o te buscas la vida de alguna forma, pero no hay academias. Sinceramente, me parece un muy buen incentivo a que la gente aprenda a buscarse la vida por si mismo.

 

-¿Cómo son tus clases? ¿Esperas aprobar todo?

Las clases son bastante parecidas a las de España. En algunas asignaturas somos más de cien y en otras sólo somos 8, esto se debe a que hay mucha más variedad de asignaturas optativas y yo he debido de escoger alguna que no escoge prácticamente nadie…

En cuanto a la dificultad es bastante parecido, hay que estudiar mucho, no lo regalan, pero como en ningún sitio, supongo. Yo estoy estudiando bastante, así que sí, espero aprobar todo.

 

-Ahora todo el mundo busca un lugar fuera de España, ¿te gustaría quedarte?

Sí. Ya me lo había planteado antes de venir de Erasmus, pero ahora cada vez lo tengo más claro. Me gustaría vivir fuera de España durante un tiempo y formarme más profesionalmente antes de volver. Lo que no me había planteado antes era que una de las opciones fuera Inglaterra, pero ahora no me parece para nada mala idea.

 

-¿Es verdad que Erasmus es igual a fiesta o también se trabaja?

. A mí también me contaron ese cuento. No es verdad, hay que trabajar bastante. En mi caso, por ejemplo, ni siquiera los profesores saben que soy una estudiante Erasmus, pues tanto los trabajos como los exámenes son anónimos. Hay que estudiar, igual que cualquier otro inglés. Sin embargo, si te organizas bien y lo llevas todo al día, se pueden hacer muchas cosas. (Que conste que no estoy dando ningún sermón para que estudiéis todos los días, resulta que este año también he descubierto que es cierto que se aprovecha mucho más el tiempo si se lleva todo al día). Así que sí, en resumen, si se trabaja cuando hay que hacerlo, se puede viajar mucho, conocer sitios nuevos y, sí, también, salir bastante de fiesta.

 

-¿Qué opinión tienes sobre que se puedan suprimir las Erasmus?

Me parece una verdadera lástima. De hecho, creo que se deberían de promover más. Me da pena que no sea algo que pueda hacer todo el mundo. Creo que ayuda mucho y que no está suficientemente valorado. El Erasmus para mí ha sido probablemente una de las partes más importantes de mi educación, y el hecho de que la gente no pueda acceder a lo mismo que he disfrutado yo, me parece bastante injusto.

 

-¿Algún consejo para los futuros Erasmus?

No dudéis en pedirlo. Si tenéis la oportunidad, no dudéis en hacerlo. Y si tenéis oportunidad de ir a algún sitio de habla inglesa mejor, pues el inglés es verdaderamente importante. Pero aunque no sea ese el caso, hacedlo, que irse de Erasmus es divertido. Conocer a gente de todas partes del mundo enriquece mucho, irse un poquito más lejos de papá y mamá ayuda bastante a espabilar y conocer y aprender a respetar la cultura de otro país forma mucho y muy bien a una persona. Además, como ya he dicho: ¡Hay tiempo para todo!

 

-Muchísimas gracias Cristina, por tu colaboración y que disfrutes de la experiencia mucho más.

 

erasmus--647x231.jpg

2017 Copyright    I.E.S. "La Granja"    Rights Reserved